domingo, 27 de diciembre de 2009

La Cartuja de Parma (fragmento)

-¡Esto es encantador! -exclamó riéndose de si mismo y haciendo alto en la escalera-. ¿Será timidez lo que experimento? Hace veinticinco años que no me ocurre cosa parecida.
Sin hacer más que un pequeño esfuerzo para dominarse, porque, como hombre de talento, quería aprovechar la emoción que sintió, entró en el palco y ni trató de aparentar soltura en sus ademas ni hizo ostentación de ingenio, entreteniendo a la condesa con la narración de alguna historieta picante, si no que tuvo el valor de su timidez y procuró dejar entrever su turbación, sin llegar al ridículo.


Stendhal.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Elmundoessiempreelmismo

El mundo es siempre el mismo,
solo somos un cúmulo con voluntad
que va por ahí reorganizando estructuras moleculares.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Por favor no me malinterpreten.

Mis mujeres, las mujeres,
tantas como sentimientos existen,
tantas como días buenos existen,
tantas como mujeres existen

y no me malinterpretes.
Pero cierro los ojos
y te veo en todas partes
a tí, y a ellas, y a tí

y a todas, en una.
En una vida, no puedo
no basta una sola
y no me malintepretes

no me malintepretes,
pero la belleza es una
y mil a la vez
y yo la amo

sinceramente, te amo
y no me mal intepretes
solo te amo a tí,
las amo.

no miento
pero explicame como
te veo en todas
tímida y fuerte,

clara y honesta,
y oscura y alegre
y misteriosa
y sensible

y generosa,
libre,
viva,
y hermosa.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Sonrisas son risas.

Ah! contra estas mujeres
simplemente no puedo
(cuando digo mujeres, me refiero
a las verdaderas mujeres)

Ah! y cuando mañana
sea famoso,
y cuando pregunten por que morí

diganles de parte de este mozo suave
diganles que morí de joven

enfermo de tranquilidad
morí de vida.

Mi pequeño corazón
se desahogó de desesperanza
y en una mañana de sonrisas

Ah! aquellas sonrisas,
enloqueció en silencio,
sonrisas de color
sonrisas con sabor

sonrisas explosivas
sonrisas transparentes
sonrisas penetrantes

sonrisas de frutillas
sonrisas terribles

sonrisas como aquellas
que solo tienes tú

enloqueció en silencio,
si,
y gracias a tí

sonrisas frescas
sonrisas como sandía
sonrisas como una cascada
y yo intenté arrancar de tí, medusa.

Y cuando pregunten de que morí
diganles que morí de un ataque al alma
me atacó una boca inocente (sin saberlo, quizá)

con alevosía, si
sin saberlo, quizás

una sonrisa, si
me atravesó el ánimo

una jauría entera, si
un enjambre,
saltaban por los aires

sonrisas, tres de ellas
en una mañana
son demasiado para mí,
yo no se.

martes, 22 de diciembre de 2009

Excusa

Hace tiempo que no escribo nada (mentira).

lunes, 14 de diciembre de 2009

Vacante

No era yo el que hablaba por mi boca,
poseída mi lengua vociferaba terribles maravillas
de lunatico obsesionado,

oh no! no era yo
el que pensaba mis pensamientos,
mi cerebro cuerdo no era
más que un rehen,
cautivo por aquella, oh fuerza misteriosa
que obligaba a mis ojos
en mi dirección preferida,

Ah! horror! no era yo,
no controlaba este rio,
este poderoso caudal
que se avalanzaba a mis dedos
pujando por salir,

oh, mis pobres dedos
mis fragiles dedos
sucumbieron ante el brio
del contundente flujo,
que como en una caída al vacio
se escurría en forma de uvas,
suaves palabras,

que al contacto con el aire
estallaban en rosaseas letras
millones de pequeñas letras,
quedaban pegadas en las paredes
y en todos los rincones

saturando el aire
de un denso aroma, demasiado
dulce para ser cierto.

Oh no, guárdame de la desgracia!
que no era yo
quien revestía el mediodía
con suspiros entre sueño y sueño
y no, no era yo al que veían
paseando entre la gente, extrañados,
deslizándome por el aire con simpatía

Oh no, y mis pobres dedos
que como tenues gacelas son,
como tímidas niñas que miran de reojo son,
los vieron bailar desenfrenados,
saltar y agitarse sobre el blanco papel

los vieron, si que los vieron
arañando el blanco papel,
si, mis frágilas dedos
en casquivanas odaliscas se convirtieron,
regalaron trozos del Sol
y trozos de mi alma
a quienes nunca existieron

oh! que no fui yo
como lograr que me creas
ávido lector
no he sido yo
quien lo anterior escribió

si, y mis pobres dedos
fueron profanados
por el espíritu de un poeta.

más, si no fui yo,
dímelo tú ingenioso lector,
si ahora que estoy vacío
¿quien actuará por mi
ahora que esta fuerza me abandonó?

viernes, 11 de diciembre de 2009

El tiempo siempre reestablece el orden (poemas inéditos de un período turbulento)

Ahora que el tiempo ha hecho su natural labor
de calmar tempestades, limpiar desordenes,
lavar corazones, cristalizar mentes y
aclarar situaciones, me saco de encima
esta pesada mochila emocional.


Sangre Sarracena

Mi antepasado de piel color arena ya comió de esa carne y nada puedo hacer yo al respecto, la boca le dejo llena de sangre, un grotesco banquete con entrañas de cobarde, el puñado de hombres valientes murió hace mucho tiempo, a manos del gladio imparable sucumbio luchando dentro de los mismos muros que los vieron brotar, el resto se rindió, se prostituyó a la vena Quirite y por es hoy no son más que unos bastardos, raza de esclavos, denigrados, los dominó el gladio, los arrinconó la cimitarra y hoy los subyuga el pergamino. Nuestra cimitarra astuta probó su sangre, y también la del pueblo del Martillo, ese pueblo de perros famélicos, cobardes ballesteros que visten togas de papel, una cáscara de huevo como corona y se ungen la frente con estiercol de cerdo, todos son iguales, monarquías de papel, ignorantes dominados por canallas, pueblos sin honor, aplastados y vapuleados por esos dos vértices convergentes que se hace llamar Dios. Mi antepasado de piel color de arena ya se festinó sus intestinos, les robó el honor y por eso ahora son una raza contrahecha, se depravan por las noches en grandes multitudes, sodomía en público y a plena luz del día, nuestras ropas están salpicadas de su sangre marrón oscuro, nuestra mandíbula arrancó la piel de sus angeles, vestimos a sus santos con paños grises y profanamos a Sofía, lo siento, pero siempre será nuestra, dos altas torres se alzan a sus costados recordandoles la afrenta por toda la eternidad. Mis ojos tienen el fuego de mi raza, por eso tus obispos no se atreven a mirarme y cada rasgo de mi cara les recuerda el terror que vivieron bajo nuestras manos, por eso hoy me apartas, porque me temes.



Si pudiera decir que no, no

Como podría atreverme a criticar o decir que no
soy cómplice tuyo antes de que tomes las decisiones
es solo que no entiendo porque haces esto
¿acaso me odias?
¿es que acaso me quieres enamorar?
tu mirada me traspasa,
me conoces entero, y sin embargo,
lo único que conoces de mi es mi debilidad
y la explotas
que cruel eres conmigo
sabes que no podría decir que no
me pides que me retracte
de las decisiones que tomo
y sabes que no podría decir que no
sabes que no te es necesario preguntar
tan solo decirlo basta,
ante ti no tengo voluntad
y tu insiste en tratarme así
y sabes que no podría decir que no
si todo lo que hago lo hago por tí
y sabes que no podría decir que no
me preguntas acerca de tus acciones
me pides mi opinión
como si fuera posible que algo
no sea perfecto en tí.
y sabes que no podría decir que no.



Destello, he visto la luz

Me engañó, caí en la trampa
como fui a creer que en verdad
las cosas serían tan buenas.
Jugó conmigo, yo soy un tonto
más bien, un niño,
y ella es brillante,
ya descubrí como lo consiguio
como lo tramo,
y de que manera lo llevo a cabo,
ahora lo veo todo claro y da vergüenza
ver como caí, pero
hay algo que aún no entiendo...
¿porque? ¿porque jugó conmigo?
¿porque si yo no le hice ninguna afrenta?
¿si yo le entregue solo lo mejor de mi?
ella lo usó para ejercitar su ingenio,
vanidad, resentimiento, no logro
entender porque lo hizo.
Algo oscuro debe haber en su alma,
en la de todas las mujeres.
Una adversión a la felicidad sana,
desprecio por las personas capaces
de tener sentimientos sinceros.
Que pena por mí, pero más pena me da
por tí.
Que tan hermosa, tengas un alma inerte,
nunca serás feliz.



Falso, lejos y vacío

De ilusiones y falsas vidas pasadas
intuiciones adelantadas y
presentimientos errados,
de miradas paralelas
que se sienten cruzadas,
de envases vacíos
que se creen llenos
de grandes imposibles
y esperanzas vacuas,
de tales distancias
es que me engaño cuando te siento
tú de mí tan cerca
y yo de tí tan lejos.





Yo soy el personaje que no se debe enamorar.
Oh si, soy el joven suave, pero con alma de Otoño.

Ago Scearv.

Nombres

(¿Nunca has pensado: "Que buen poema, como me hubiera gustado haberlo escrito yo"?, bueno yo si...)


Nombres

¿Te acuerdas esa vez que
tallamos nuestros nombres
con migas de pan en Parque Forestal?

Vuelan por toda la ciudad.

Mario Pino F.

jueves, 10 de diciembre de 2009

De este lado

Últimamente,
todos los días
en la noche
pierdo
un calcetín,
un brazo,
un amigo,
un amor,
una batalla y
una guerra.
Así están las cosas
de este lado del espejo.

lunes, 7 de diciembre de 2009

cintura

Dos hombres cruzan la calle con un espejo,
allá adentro el misterio duplicado,
como un foco, enfoca el horizonte,
en cercana lejanía se recortan
y se superponen paralelos complicados.
Allá adentro esta y aquella afuera,
líneas que no son líneas
se toman de la mano
y dibujan la cintura celestial.

domingo, 6 de diciembre de 2009

I

Nací en el momento que coincide con lo que llaman en su tiempo accidental, perdón, occidental, veinticuatro de Octubre del año mil novescientos noventa y nada, a las once de la madrugada del día siguiente, durante una luminosa y corta noche, entre el otoño y el invierno, en una choza humilde con olor a muerte, que queda ahí en esa ancha angostura que susurra el momento preciso en que el Oeste se disfraza de Este. Afuera las estrellas cubrían a las nubes, y todos los bosque del mundo, sigilosos se deslizaban hasta la puerta. Dos cuervos, agoreros del desastre, a esa misma hora devoraron cinco golondrinas en el techo, haciendo crujir en la Gran Roca, las raíces mismas de las altas montañas, el suelo acalambrado se agrietó como un mazapan, la naturaleza se desgarró a si misma, una mujer mintió, y un viento norte sobre el oceano murmuró una verdad por minuto durante un día completo, si alguien las hubiera oído, el mundo hubiera sido absorvido en un torbellino, debido al final de la Historia, pero no sucedió así. Un halcón, semejante a un ángel con paracaídas, navegó por la orilla de la tarde, incendiandose hasta tornarse purpura, azul marino, y luego negro, golpeó a la puerta, y flemáticamente se presentó como El Destino, tomó a la criatura recién nacida entre los pliegues de su caparazón, y anunció a los atemorizados padres que el planeta no aceptaría una sola persona común más sobre su lomo cansado y viejo, por lo que su hijo debía ser ejecutado en el momento, o podía ser encadenado para siempre a un devenir anormal, sometido al yugo eterno de vivir como un poeta, siendo gravado de por vida con la titánica tarea de hacer florecer en sus dedos y en su lengua la esencia humana en signos, su cuerpo es como un instrumento de la humanidad, en su mente maravillosa se manifiestan todas las formas que fluyen como un suave arroyo hasta las paginas sedientas de gracia, el poeta es un pequeño Dios ateo, un hedonista soberbio, desadaptado social, megalómano, noble, y por sobre todo, creador. La poesía que se filtra de la esencia de todas las personas en la calle flota hasta mi espíritu como una fragancia y me retiene en mente y alma, me presiona para que la baje a esta esfera terrenal y no me deja hacer ni pensar nada más hasta que la haya hecho asequible a todo quien tenga el supremo interés de conocerla.

viernes, 4 de diciembre de 2009

tiempos modernos

en estos días, a los hombres solo nos queda ser más cariñosos.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Solo

En este mundo no existe ninguna persona,
ni siquiera una
que sea capaz de entenderme,
soy ajeno a la humanidad,
y eso se siente terrible.
Estoy solo en medio de esta multitud.

Soy un cadaver, con los ojos desintegrados de llorar,
vociferando en un auditorio vacío.
Esta noche de nuevo me toca
llorar hasta perder el conocimiento.
Y tengo la tarea más penosa, de estrangularte en mi alma
con mis propias manos. No puedo.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Corve

acadamantis et le port ne sis reg sumpra,
fum der sis imprea tis derea sunt tantisura
et sute, camie les dernes nes in alocutio
seperi, sin tie hogelin fur ne sis du damnatio

Les cambieses in fur nes opera,
cum tu et me, cohedos per le via,
sute sunt ne sis le maior altaera,
der teus provana le divea oprobia

come le put in teare seri, le dispute in trans misivi
o le ser me dans espurius, ne sis reg in sunt le port
mentra me von pronta seri, dernes bis in les tepiri
o der teus in sere magnii, le volture es dans le fort
me propuse in sere derby, derby me et tu at le port
sole tu et me at le port

moven in fur des nes camender, on le nuit le duls december
mentra me von pronta tender, le propus, le der, leamor
dens in cuche sumpra lorrow, trans der les pufuor amorrow,
trans le bocs et les camerrow, prase le bona et duls Lenuor
sour le sit des camen Caiden, camie volta veas Lenuor
tantisura sunt le fort

dernes bis in poena ecerting, reas cada purpuo cuortin
derby et les sum atastic, moedos nunquam fel efor
"o cum tu me core beatin, o me core dans repeti"
le visits les ves comandi, "le strang, le amis, le cort"
les strangs mes entregi, per les amis et per le cort,
entregme in manus des le mort

me nunquam viti comorer, mentra me von pronta escerer
Sor, sai me, or Mem, velury, tue pardon mes implor
ne sis reg from tru cameri, me comanda tue reperi
fort et tu at porta clami, clami per le mes asort
ser le ser et nes ecor

tu vida en 65 minutos

"...de Cristina no me queda nada, la he perdido y he perdido hasta su camiseta, odio perder cuando consigo algo, odio tener algo y saber que tarde o temprano lo perderé..."

viernes, 27 de noviembre de 2009

El «yo pecador» del artista (fragmento)

"Y ahora la profundidad del cielo me consterna; me exaspera su limpidez. La insensibilidad del mar, lo inmutable del espectáculo me subleva... ¡Ay! ¿Es fuerza eternamente sufrir, o huir de lo bello eternamente? ¡Naturaleza encantadora, despiadada, rival siempre victoriosa, déjame! ¡No tientes más a mis deseos y a mi orgullo! El estudio de la belleza es un duelo en que el artista da gritos de terror antes de caer vencido."


Ch. Baudelaire.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Firmamento II

me satura la dulzura excesiva, y hoy odio la felicidad de los demás.

Firmamento

Una tenue gaza parece cubrir el orbe hoy, y hoy odio mi felicidad.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Yermo

Cuando la luz volvió a mis ojos
y la razón a mi mente
pude ver lo que estaba en frente
una herida en mi hombro,
un soldado mal herido
y un campo de batalla desolado,
cadáveres distintos en el suelo apretados
distintos pero iguales, amontonados.
Dos motas negras en el horizonte
volaban acercándose al festival de la carroña
son los únicos beneficiados
de este grotesco banquete cadavérico.
Horrorosas muecas de odio y dolor
brotan desde la muerte misma
saltan desde los rostros de los caídos,
como ánimas inundan el aire
impregnandolo todo de pavor.
De cada corte, de cada océano de sangre,
de cada viscera asomada,
transcurridas las horas
emanan sigilosos los vapores mortales
inciensos del pánico
que aromatizan con su hedor
la antesala de las galas de la muerte,
la mesa ya está servida,
ya confluyen los comensales
con sus trajes negros y sus cuellos almidonados,
ya el festín está dispuesto
y cada uno ocupa su puesto
en la mesa elegante,
solo la cabecera queda vacía
en la espera de su Señoria,
los comensales se miran extasiados,
todos aguardan exasperados,
con los ojos desorbitados,
y con los hombros dislocados
a que llegue el anfitrión esperado.
Un tronar de cuernos lúgubre
anuncia el inicio de la gala en cuestión,
todos los rituales ya cumplidos
y los manjares rebosantes servidos
se rebalsan viscosos de sus platos,
la tormenta y los truenos se silencian un segundo
y hace su entrada majestuosa
su Excelencia la Parca
con paso de elegancia, bañada en gloria,
su sotana negra es la noche
y una estrella su prendedor.
Avanzó por la galería seguida
por un séquito bestial,
las criaturas viles que nunca han visto la luz
son sus invitados de honor,
su Excelencia ocupa el lugar
que le corresponde en el banquete
se quita la capucha
y deja al descubierto
una calavera con restos de carne
aferradas a las orillas que no alcanzan las uñas
y un collar de plumas amarillento
con rastro de anteriores festines semejantes.
Un relámpago en la oscuridad vacía
de las cuencas de sus ojos,
una señal con los huesos de su mano
anuncian el inicio de la comida sagrada,
caen desde el cielo feroces dentalladas
refulgen un segundo e iluminan el ambiente
sosteniendo la quietud solo un último instante
el silencio del destello da paso al estruendo
retrasado del trueno tras el rayo,
una sinfonía de alaridos y carcajadas
con brio y en crescendo
retumba en todos los rincones
en cadencia jadeante
creciendo al ritmo de la danza misteriosa
de su Excelencia la Parca,
todas las bestias le acompañan en su baile,
a un tiempo un zarpazo en el aire
y como una prolongación de su brazo
se avalanzan sobre la carne
trituran y destrozan cada trozo que encuentran
roen hasta los huesos mismos la vida,
solo tienen poder sobre los muertos.
Durará solo un momento el carnaval horrendo,
las criaturas famélicas, hambrientas de humores
devorarán en un solo instante los interiores
se excitan con los vapores de pudredumbre
y se sacuden satisfechas al ritmo de los tambores,
acabadas las carnes de los cuerpos muertos,
a un gesto de la Parca culminan los tormentos
y las bestias exhaustas se retiran a sus aposentos
dejando intactos a vivos y a casi- muertos.
La Parca acaba su danza tenebrosa,
se detiene y se pone su capucha mohosa,
da a los sobrevivientes una mirada rencorosa
" Por esta vez se han salvado, pero estaré ansiosa,
aquí dejo dos vigilantes esperando por su suerte",
se acercaron dos buitres, demonios emplumados
a vinieron a posarse aquí mismo a nuestro lado.
- Nosotros vimos la cara de la muerte -.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Metapoética

I
Entre los pliegues de los días
el tiempo deja un espacio abierto,
recoveco de alegrías,
hierba verde en un pétreo mausoleo,

es un escape imperceptible
hecho de ceros irracionales,
mortero de esencia indescriptible,
como las fuerzas de las sumas.

Poder magnético que mantiene unidas
las horas de este día y las horas de aquel día,
entre ustedes ábrase la gracia de una puerta
y déjenme acceder a su excelsa galería

II
¿Que eres en el fondo?
muestrame tu esencia indivisible
¿Como puede ser posible
esta tiranía de lo imposible?

¿Que eres existencia si todo y nada a la vez?
una paradoja intrínseca a la vida.
Si el Universo mismo está vacío
¿Como puede nada ser digno de sentido?

Corpúsculo de mentiras
dan forma a una verdad
tan cierto como la verdad misma
tan cierto como que cero y cero, no es cero.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Karenina

Riendote de mi, brutal embriaguez
te cogería
así - la hermosa trenza
¡oh! que bebería
tu gusto de frambuesa y fresa
¡oh! carne de flor
riendote del viento que te besa
como un ladrón

En tus valles pasaron los mejores días de mi vida
engañado de tu encanto
engalanando tus desnudeces
al oido Baudelaire me dijo:
¡cuidado con esa mujer de primavera
no es lo que tu piensas, un acertijo,
solo es ligereza llevadera!
¡oh! eras tan falsa como Westfalia,
como un Bonaparte arrodillado
entre páginas francesas
majestuoso sol agazapado,
no, como Luis XIII de Richelieu una marioneta
en esquinas de Rimbaud descubrí
que no entiendes ni una sola letra
y al llegar a Verlaine comprendí
que en ti todo es una careta
como de Mallarmé un simbolo, en tu rostro
la incomprensión de la esencia de las palabras
tibias, en tu caparazón tan duro como absorto,
no producen ningún tipo de llagas,
como el cuervo de Allan Poe repites
lo que de moda al hablar asiste
como una réplica de Nina, lo que te sirve
es lo que pareces, Karenina,
tambien señorita La Mole
y Madame Blanche; Marianuchka;
Elizabeth Bennet y Ofelia, una imagen en tus sueños
de vanidad, de quien necesita atención
ojalá ya pueda Stendhal,
como Unamuno, en sus manos ahorcarte,
Bovary desquiciada, asqueada, compartida
y desenmascarada,
disfrazada, y colorada.
En tus valles disfrute de aquellas tardes
en mi mente y en la tuya que jugaban inocentes
con palabras que cruzaban del portento a la muerte
del emocional torbellino al sin sentido vacío
palabras cargadas de ideas que en el viento se transforman
en signos vacuos de colores vivos
pintorescos para tus salones de París
para tus modales refinados, y tu aversión al mal gusto
pero inofensivos para la parafernalia de tu mente
que no conoce fuera de vanguardias ni de clásicos obligados,
pero humildes genialidades como la presente no necesitan
de amores sinceros, frívolas mujeres como lady Macbeth
quedan fuera de sitio, cuando la afrenta
le es inalcanzable a sus intelectos, Augusto Pérez,
genio y descubridor de la esencia femenina dijo
"Cuando uno como tú se enamora de veras de una mujer
se enamora a la vez de todas las demás"
pero el genio ya no es como el albatros desafortunado
y hoy vuela tranquilo y majestuoso en el cielo
lejos de las sucias manos de los marinos
y de las Eugenias,
sus alas hoy no le son un estorbo
porque lo mantienen sostenido en la gloria
para muchos incomprensible,
príncipe de las nubes, que frecuenta la tempestad
y se rie de los arqueros.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

En tres palabras.

tú tienes todo que decir
en dos palabras, sí,
en tres palabras, no.

en tres palabras,
nada tiene sentido,
en dos palabras,
excepto todo

en dos palabras,
son tres palabras, y
en tres palabras,
son tres también.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Deseo

De tanto pedir me quedé sin pestañas,
aunque todavía no he conseguido nada,
debo estar haciendo algo mal, quizas
es tiempo de que lo intente yo mismo.

sábado, 7 de noviembre de 2009

nº 108

Despiertate, ya estamos frente al mar.

martes, 3 de noviembre de 2009

Galas

El tiempo se ha encargado
de bañar sus pieles con
hermosas palabras
he ahí porque son
tan bellas.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Primera verdad del soñador.

Siempre existen posibles coincidencias inverosímiles, que dejan un ridículo margen a interpretaciones completamente antojadiza.

Nubes

Miro al cielo y levanto mis brazos
revuelvo las nubes con mis dedos
y escribo un nombre especial,
una palabra, un verbo feliz
y mis ojos brillan, cada día por la tarde,
en el firmamento, los tuyos también,
pero el viento llega irremediablemente,
el viento arrea las nubes y
borra el nombre, la palabra y
el verbo feliz, me confundo
cierro mis ojos, ahí es cuando
no hay más cielo, ni con tu nombre
ni sin él.


"I’ll write you a song and I hope that you won't mind
because all the names and places I have taken from your life
so please don't be upset at this portrait that I paint
it may be a little biased, but at least I spelled your name right..."

Make things happen (espero saber cuando lo veas)

Antes
que todo,
una sola
indicación:

haz de leer la primera
antes que todo,
y descúbrelo luego,

uno solo te dirás luego, pero
no sabrás cual es,

si
eres inteligente, no me
creeras,
repítelo si
es que llegado a esta al-
tura ya te diste cuenta
o lo sospechas

, más, si aún no lo haces

ya es hora de que
organizes más tu vista

solo
es un relleno,

que lo más importante,
ultimo esta
en cifras, siete

linea tras linea
en orden descendente,
expresivo y
sincero

espero que cuando lo descubras,
siga vigente, de
todos modos, igual fue importante para mi
o es, en realidad no lo sé
,

mira, te lo estoy dici-
endo claramente,

grito en tu cara
un
susurro,
tan solo eso.
ahora, no tiene
sentido.

sábado, 31 de octubre de 2009

El Jugador (fragmento)

"Parecía que empezaba a enfadarse; me agradó terriblemente que insistiera con tanto interés en el interrogatorio.
-Se comprende que hay un fin -dije-, pero no acertaré a explicarlo. Se trata unicamente de que con dinero seré para usted un hombre distinto, y no un esclavo.
-¿Como?¿Como lo conseguirá?
-¿Que como lo conseguiré? ¡Ni siquiera comprende como puedo conseguir que me mire de manera distinta a como se mira un esclavo! Eso es precisamente lo que no quiero, esos asombros y perplejidades.
-Usted decía que la esclavitud le significaba un placer. Así lo pensaba yo misma.
-¡Así lo pensaba! -exclamé con una extraña fruición-. ¡Que hermosa ingenuidad! Sí, sí, ser esclavo suyo es un placer. ¡Sí, sí, hay placer en el último grado de la humillación y la nulidad! -proseguí en mis desvaríos..."

F. Dostoievsky.

jueves, 29 de octubre de 2009

falso, lejos y vacío

De ilusiones y falsas vidas pasadas
intuiciones adelantadas y
presentimientos errados,
de miradas paralelas
que se sienten cruzadas,
de envases vacíos
que se creen llenos
de grandes imposibles
y esperanzas vacuas,
de tales distancias
me engaño cuando te siento
tú de mí tan cerca
y yo de tí tan lejos.


(29/10/09)

miércoles, 28 de octubre de 2009

frases

francamente, el frío frena mis frívolas frases ,
frutas frescas frotan frenéticamente mi frugal boca frustrada.

frailes con franelas frien fragmentos de fresas fragantes
y fracturan fragorosa y fraternalmente frisos y fractales,

frustrando el frecuente fraude de francmasones y franciscanos
pero fracasan franqueando las franquicias de las fragatas frisias,

mientras africanos disfrutan frutillas y frondosos fresnos en la frontera francesa.

(Cien) [¿(cien) de que?]

¿Cual es la reflexión que se hace al llegar a los cien?
¿hacia que color virar?

martes, 27 de octubre de 2009

me he destrozado los tobillos de la voluntad

Alguien por favor tómeme en sus brazos
o déjeme sentado en algun lado
me he destrozado los tobillos, no puedo caminar,
alguien por favor vístame,
tráiganme alguien que me pueda sanar,
mi pecho se ha comprimido, no puedo respirar,
o por favor denme una droga
para morir o para olvidar,
cuando se vayan las luces de la ciudad,
dormiré solo esta noche,
con esta mente no puedo más.
Te juro, he intentado hacer lo mejor
te juro, nunca te quize molestar
siempre pensé que no hay nada mejor,
por favor dime que estoy en lo correcto,
que no existe nada mejor
que hacer de tí el bálsamo de mis peores días,
o taparme mis ojos con una venda,
hasta que la muerte los separe,
un compromiso con la soledad.
Alguien por favor lléveme de aquí
me he destrozado la voluntad, no puedo caminar
o tú misma mátame aqui,
te juro que no volveré jamás
seré una silueta en la tarde,
luego de que mi cuerpo se vaya,
disolveré tranquilamente
el fuego que solía estar dentro,
cuando era uno, uno a la vez,
y como una cáscara vacía,
me veras irme para siempre,
aunque siempre permanezca aqui.

domingo, 25 de octubre de 2009

A veces

Esta maldita obsesión de romper sillas,
ver como la madera vuela despedazada en astillas,
sentirlas estallar en mis manos,
me hace sentir vivo, a veces me siento muerto.

Azotar las cuerdas con cada zarpazo,
chillan estridentes, me hacen temblar los brazos
ver como saltan desgarradas, que me golpeen la cara,
me hace sentir vivo, a veces me siento muerto.

viernes, 23 de octubre de 2009

Exhalamos... el Argé

Ayer asesiné una margarita
y de fondo el cielo, negro,
se venía abajo,y en mi espalda,
llovía y llovía,
en mis hombros.
La noche tomó un cigarrillo,
y de su espesura, en mi pelo,
me empapó de su confusión,
como un sombrero,
me sumergió en su profundidad,
encedió su cigarrillo,
espié por el rabillo del ojo
y lo ví, un puñetazo en mi cara
la brisa de la noche
o quizas del cielo,
de un puñetazo la noche
me tumbó de boca en el suelo,
de un puñetazo el cielo
me tumbó de boca en el suelo
y tibia fluía y se arrancaba,
quería huir de mi la vida,
a borbotones por las comisuras,
de mis labios la sangre,
colorado el pasto, colorado el concreto
coloradas las páginas de aquel libro
que cayó de mi mano.
Lo ví, el cielo en una taza
tormentoso se arremolinaba,
un vaporoso brebaje
invitandome a beberlo,
engañado resistí,
"si tomo esto moriré,
la bebida de los Dioses",
me limpié con la manga
los restos de sangre en la barbilla,
con la manga de mi piel,
que me cubría entero.
Así son todas las noches de Abril,
no salgas a la calle,
que los caballos tracios
acechan en los ángulos más agudos,
las noches más espesas
que puedas imaginar
niebla oscura, no la puedes imaginar
la noche tiene ese poder
la fuerza de hacernos temerle
¿nosotros somos?¿acaso yo soy?
me confunde, se esconde
tras una margarita inocente
nos confunde,
¿que hay después de esto?
o luego solo viene el vacío
(como si eso pudiera existir)
es lo más terrorífico que he visto en mi vida
no puedo vivir
hasta que alguien me lo explique
¿incertidumbre? ignorancia
¿incapacidad? eternidad
¿no lo comprendo?
no lo puedo comprender
no lo podemos comprender,
tienes solo una oportunidad
"descubre todos los acertijos que puedas
y luego vete"
sádico el destino,
nos permite escuchar el misterio
olerlo, sentirlo, presenciar el misterio vivo
mas nos concibe incapaces de resolverlo,
en un laberinto, vivimos,
en una pesadilla, inexplicable,
de una fuerza prístina inalcanzable.
La oscuridad bajó del cielo,
absorvió hasta la última luz, y llenó
todos los espacios sobre,
y entre cada uno de nosotros,
las Nubes son, fueron, y serán
leyendas que nunca
podremos conocer.

Contra

En la ciudad de las polillas
durante la temporada de las polillas
pasea la gente-polilla
por los parques-polillas
y revolotean como polillas
tomados de sus manos-polillas

Y ven la luz como polillas
y se enloquecen como polillas
y chocan entre ellos como polillas
y se enamoran como polillas
a la luz como polillas
y se calcinan como polillas

Pero algunas personas no quieren ser polillas
son la gente no-polillas
y no van a los parques-polillas
son la gente no-polillas
y no revolotean como polillas
son la gente no-polillas
y no se toman de las manos como polillas
son la gente no-polillas

Y no ven la luz como polillas
son la gente no-polillas
y no se enloquecen ni chocan como polillas
son la gente no-polillas
y no se enamoran como polillas
ni de gente-polillas
y al final del día, la gente no-polilla
muere, pero no como polillas.

(la gente no-polillas prefiere la alegria sobria,
los colores pastel
la gente polilla, la opacidad exhuberante,
el brillo ostentoso
la gente polilla vuela frenéticamente
en un éxtasis obseno
la gente no-polilla vuela suavemente, por amor
a la libertad
a la gente no-polilla, los antiguos solían llamarlos
la gente-mariposas,
hoy,
tienen el mundo en contra).

miércoles, 21 de octubre de 2009

Esto no es.

Yo no estoy escribiendo esto
y tu no lo estás leyendo,
esto no está sucediendo.

Esto no es poesía
y yo no soy un poeta,
esto no está sucediendo.

Yo nunca te lo dije
y tu nunca lo descubriste,
esto no está sucediendo.

Yo nunca tuve un secreto
y tu nunca lo averiguaste,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí hablarte
y tu nunca debiste escucharme,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí haberlo pensado
y tu nunca debiste aparecer frente a mí,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí haber hablado
y tu nunca debiste haberme escuchado,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí haber leído
y tu nunca debiste haberme visto,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí ser yo
y tu nunca debiste mostrarte interesada,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí haber escrito
y tu nunca debiste haberme leído,
esto no está sucediendo.

Yo nunca debí haberme embelesado
y tu nunca debiste permitírmelo
esto no está sucediendo.

Tu nunca debiste haber escrito,
y yo nunca debi haberte visto
esto no está sucediendo.

Yo nunca lo lograré
y tu nunca lo entederás,
esto no está sucediendo.

Yo nunca te lograré
y tu nunca me entenderás,
esto no está sucediendo.

Yo nunca te lo diré
y tu nunca lo sabrás,
esto no está sucediendo.

Yo nunca resistiré
y tu nunca perderás,
esto no está sucediendo

Yo nunca seré
y tu nunca serás,
Esto no sucedió.

* * *

Yo nunca migas de pan
y tu nunca una tarde en el parque
nunca volarán por toda la ciudad.

Yo siempre 45º con el suelo
y tu siempre 45º con el cielo
nunca serán cómplices.

Yo nunca perfecto
y tu nunca imperfecta
nunca armonizarán.

***Gracias a mi amigo Mario.

sábado, 17 de octubre de 2009

Los duendes de la basura.

Ellos son quienes se encargan de poner acontecimientos bonitos en las plazas por donde pasean las parejas de enamorados, son tan pequeños que caben en los botes de basura,y tienen unas orejas puntiagudas, son los duendes de la basura, cuando se meten dentro de un basurero pueden aparecer en cualquier otro, por eso todas las plazas tienen de esos basureros, son muy rápidos y se esconden cuando uno mira hacia donde están, yo una vez ví uno, pero no alcanzé a tomarle una foto, vi el pompón de su sombrero rayado que se asomaba por la boca del bote de basura. Los únicos que los conocen y hablan con ellos son las personas que sacan la basura de esos botes de basura y los viejitos que buscan comida en los basureros, ellos les cuentan como van las parejas allá afuera y juntos se alegran cuando dos personas se enamoran, así que la próxima vez que veas a un viejito escarbando en la basura, o una de esas personas que trabajan sacando la basura de los basureros, trátalo bien, porque el puede decirle al duende de los basureros que te ayude con esa persona que te gusta.


música de ambiente

recuestate en el pasto,
te espera, verde,
arriba el cielo,
celeste, claro, limpio
el sol, con su cara
en tu cara, su cara
amarilla, clara, limpia
el sol, con su cara
en tu cara,
olvida,
vuela,
con tu cara,
en su cara,
en la del sol,
olvida,
con el pasto,
te sostiene
olvida,
vuela,
invoca,
siente,
vacío,
duerme,
casi duerme,
siente,
casi siente
oye, si oye,
con el sol,
y con el pasto,
oye,
solo eso,
resuena,
repica,
repite,
adentro,
en tu mente,
entre el sol
y el pasto,
escucha,
siente,
repite,
vive,
de fondo
reverbera,
eterno,
reverbera...
i will posses your heart.

para mi compañera de poesía
N.A.

jueves, 15 de octubre de 2009

Espejo de agua

Como un espejo de agua
me acerqué tanto,
te acercaste tanto,
pero cuando te quize tocar
tu silueta se desvaneció,
tu imagen se distorsionó
en un caos de tranquilidad.

Inocente

Pobre tonto inocente,
un día de Sol no hace la primavera
ni dos, ni tres.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Ya no queda caramelo ni miel.

No quiero seguir intentando ser un poeta,
firme a mi palabra, la cumpliré con honor,
como lo dije a todos en Junta Insurrección
en cuanto a los límites de la cordura
y la racionalidad
"donde empieza el conocimiento termina el amor"
y mi nube ya se reventó,
sería inútil parcharla con obsesión

la poesía desde hoy me es esquiva
la poesía desde hoy me es desconocida
"y yo no se hacer poesía"
y que nadie diga una palabra más al respecto
ni dos
ni tres. (poesía muerta)
Solo tengo
mi sangre sarracena.

...como dijo Gabriela:
"Tala" y nata.
Lo siento,
ya no queda caramelo
ni miel (te veo en mi ojo, tus manos, tu cuello)
Lo siento por tí
pero más
lo siento por mí.

(Solo queda un manojo de papeles amarillentos y rayados, en camino al tarro de la basura mental).

A, Conchadesumadre, B, etc...

martes, 13 de octubre de 2009

Hija de la Naturaleza

Que suerte la mía de estar por dos pasos detrás tuyo
frente al monumento a la naturaleza
gigantesca titán hija de Urano
esculpida en marmol y ébano africano
niña terrible consentida del Universo
las musas se pelean por vestir tus ropas
las diosas celosas urden conspiraciones
están celosas pues te aman los dioses,
tus pies suaves están hechos de perlas
traídas del fondo del mar de las Indias
tus tobillos son puñados de rozas blancas
robadas del jardín de las Hespérides
tus piernas finas son de carne de flamencos africanos
sobre estructuras fuertes de bambú tibetano
que se encuentran en tus caderas de ámbar anaranjado
y de tu vientre brotan pétalos de tulipanes
que acaban en tu abdomen de formas de coral
tu pecho es un tocado de plumas de pavo real
que cuelga de tus hombros, dos varillas del nogal,
tus brazos son dos ramas claras y pulidas
que en la armonía del alba fueron alineadas
y tus manos son de nácar y de purpura adornadas
por tus dedos que son dátiles de Arabia,
tus senos son dos gotas de agua cristalina
alegres e inocentes de pálida neblina
sobre ellos se empina
un tronco de amapolas que es tu cuello
coronado por tu rostro, cuerno de abundancia,
tu boca es un húmedo higo abierto en flor
y tu nariz una castaña y una almendra
tus mejillas son dos girasoles colorados,
tus ojos son planetas transparentes
en los cuales flotan dos zafiros de la montaña
sobre aguas claras del caribe
con el brillo de la estrella del atardecer coronadas,
para finalizar en tu cabeza sutilmente adornada
por el Sol que con sus rayos del atardecer
la tienen remachada,
en tu pelo imprime los tonos cálidos
de sus rayos rojos y naranjos
que se deslizan por tu espalda.

Se me olvidó, ¿te acuerdas?

Cintas azules le apretaban contra su silueta, solo un poco más y ya está bien, un nudo, y quedó perfecto, repasa en su mente todo lo que le dirá, a donde lo invitará, planeando que todo saldrá a la perfección, ahora al baño, el maquillaje le espera, un poco de polvos aquí, pintura allá, pero hay algo que no la deja tranquila, sabe lo que quiere, cree saberlo, está insegura, se acuerda del otro también, y de ese algo que le confundía, no sabe lo que quiere, está segura de que está confundida, se le olvidan los gestos espontaneos que tenía ensayados, se le olvidan las palabras que había repetido toda la tarde, la canción le da vueltas por la cabeza, la misma canción que ella misma le mostró sin saberlo y que ahora el sin saber, la utiliza contra ella, se olvida de uno y comienza sin querer a acordarse del otro, se olvida de lo que estaba haciendo, se olvida de caminar hacia la puerta, se le olvida que iba a salir con el, se le olvida no caminar hacia el telefono, se le olvida que estaba haciendo esfuerzos por ignorarlo, se le olvida no marcar su número, se le olvida no llamarlo, se le olvida no esperar ansiosa a que conteste. Se le olvida no decirle, aló, te amo.

lunes, 12 de octubre de 2009

Prisión preventiva.

Represento un peligro para mi mismo, solicito prisión preventiva entre tus brazos.

domingo, 11 de octubre de 2009

susurro

El problema es que
susurrarlo
ya es
gritártelo
en la cara
(en todas las caras).

Por culpa de ese día.

El día en que el viento rojizo voló los papeles,
una nube se posó sobre mi, para nunca más irse.

jueves, 8 de octubre de 2009

Facultad Creativa

Con mi pluma construyo una abadía monumental
y a su lado pongo una imponente catedral,
kilómetros y kilómetros de calles de adoquín
elegantemente a mano cinceladas
parques paradisiacos y bosques sin fin,

colgando de la costa un gigantesco puerto
atracadas más velas que estrellas en el firmamento,
coloridos mercados repletos de abarrotes,
alegres damas y jóvenes apuestos
tierra esta no ha sufrido de la miseria el azote.

Fastuosos salones con pomposos bailes
magníficos monasterios de virtuosos frailes,
vistiendo la tierra en lujos no ahorro
todas estas maravillas de mi mano salen
toda esta fantasía de un plumazo la borro.

Alegría (?)

En mi amargura no entendía el ambiente festivo,
veía a los borrachos sin ningún atractivo,
me dirigí a un joven y le pregunte intempestivo,
- porque celebran sin ningún motivo -.
se dió vuelta y me miró con sus ojos idos
- porque no - me dijo - cuando uno está vivo... -.

Jardín Bendito (maldito)

En la campiña en medio de la hermosa vegetación
se erguía una mansión inmensa, digna de admiración
que en el siglo pasado, dicen, fue habitada
por una honorable familia, muy adinerada.

pero su opulencia se ha desvanecido,
a su alrededor abundante vegetación ha crecido
de sus senderos se cuentan ciertas historias
de una familia vendia de la lejana Astoria

que encontraron en esa casa gran reposo
y construyeron en el frente un jardín hermoso,
variadas flores de todo el mundo brotaban,
alumbrando el día su aroma exhalaban,

exóticos arbustos de la isla de Java
rosas griegas, helechos del Himalaya
y se expandía este jardín por todo el frente
impregnandolo todo de un aroma fuerte

el único problema que suscitaba
es que no dejaba ningúna pasada.
Lejos de mi querido suelo aragonés
me encontré con este jardín por primera vez,

ante esta bella imagen estaba sobrecogido
pero un grave asunto me tenía afligido
por razones de vida me hallaba exigido
a cruzar este jardín, cruel cometido

de solo pensarlo ya me horrorizaba
la terrible empresa que me esperaba
comenzé a andar con paso arrepentido
estremeciendome con cada suave crujido

cada flor que pisaba me dolía en el alma
ya no podía mantener la calma
en medio del trayecto solté una lágrima austera,
caí en el camino y morí de pena.

miércoles, 7 de octubre de 2009

De Ella y Él

Él tuvo un pésimo día, se está haciendo costumbre, días en que despierta con ánimo y al medio día ya vuelve a estar ofuscado, siente la amargura de aquel que no logra conseguir lo que busca.
Ella siente que le falta algo, tiene esa alegría hueca.
El camina con la cabeza baja, se pone el gorro del poleron, los lentes oscuros, los audífonos y se automargina del caos exterior.
Ella va por la calle radiante, su pelo rojizo flamea libre con el viento y su pálida piel transmite su tranquilidad, apenas camina, casi flota de lo ligera, por el suelo y su habitual sonrisa en el rostro deja abosortos a todos en la calle.
Ellos no se conocen. Pero Ella y El se necesitan mutuamente.
Ella necesita alguien con quien compartir la alegría de su vida.
El necesita urgente un abrazo, alguien que le haga sentir que no sobra en el mundo.
Ella viene subiendo la escalera del Metro.
El viene cruzando la calle, a punto de llegar a la esquina.
Ella llega arriba y se dispone a cruzar la calle, el semáforo está parpadeando.
El se apura y llega a la vereda antes de la luz roja, El la pasa a llevar con su hombro sin querer - Perdón -. le dice y baja por las escaleras del Metro.
Ella le mira a los ojos, le sonríe y cruza la calle. Ella llorará en silencio esta noche en su habitación
El está empezando a odiar la primavera, y a si mismo.

martes, 6 de octubre de 2009

τραγουδιστές οδʹ (canto 74)

Lechuza endemoniada
en la hora en que el Sol se vuelve violeta
vuela en dirección del mar del ponto
en la hora que el horizonte estalla en llamas,
la hora en que asechan las tinieblas
de más allá de las costas del Oriente
vuela al país en que es famoso Heracles
vuela hacia el Este, cruzando el Aqueronte
hazlo a la hora exacta
en que se abran las puertas del horizonte
hazlo antes que despierte el Cerbero
de su diurno sueño enervante
y remonta la costa plutoniana
en la hora que despiertan las hijas de Pléyone
antes de que Nix y Erebo
gobiernen el firmamento
estate atenta lechuza endemoniada
al retorno de Icebus y Fantasus,
espera junto a Hypnos
en la puerta del país de los sueños
y encuentra el alma de mi amada
mientras busca el descanso onírico
y recítale mis versos durante toda la noche.
Debe ser el alma más brillante de todas,
trátala con ternura y trata de no confundirla,
y por sobre todo aléjala de Estigia,
haz que se enamore de mi
cautivandole mientras duerme
y luego, cuando Hemera se acerque
a la bóveda celeste
y Aurora, la de dedos de rosa,
comienze a teñir en lontananza
con sus sutiles colores
abandona la costa plutónica
y tráeme la buena nueva,
que ese será el día
en que la tenga a mis pies
enamorada en sueños vendrá a mi
como siempre lo he deseado
y será el día en que la caprichosa Niké
por fin me sonreíra.

lunes, 5 de octubre de 2009

Espejo

Ayer me miré al espejo,
me veía como si fuera feliz,

tenía una sonrisa falsa,
una sonrisa color angustia,

mi tristeza tiene voz de mujer
mi tristeza tiene el color de la vida

mi tristeza no me oye,
aunque le grite al oído

mi tristeza se viste de cielo
mi tristeza se confunde con las estrellas.

Ayer me miré en el espejo,
no me ví.

domingo, 4 de octubre de 2009

El Alquimista y el Aprendiz

Tengo una tarea eterna
soy quien escribe aquello
que dice el silencio de las noches

Soy el ayudante
del Alquimista de Verbos
voy tres pasos detrás d'el

mezclo en su paleta los colores
precisos como se los conozco
negro, blanco, rojo, azul, verde.


Soy sus replicas
soy sus romances
soy quien redime la cólera de las mujeres

El me mira y escribe
pero soy yo el bohemio
soy quien se va por la naturaleza - feliz como una mujer.

sábado, 3 de octubre de 2009

la Belleza

El Genio me dijo:
Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas
- Y la hallé amarge.- Y la injurié.

Anoche yo también senté a la Belleza en mis rodillas
estaba pálida y translúcida
- Y la halle fría, como mármol. - Y la injurié.

Y la Belleza me suplicó
pero yo ya no tenía corazón
con mi brazo la asfixié

la vi deshacerse en pétalos de rosa
que se escabulleron entre mis dedos
- Yo fulminé a la Belleza-.
le dije al Genio.

El Genio me extendió su mano,
yo se la estreché,
- Te deseo Suerte -me dijo
- Yo me voy al África-.

La Belleza no muere,
se marchó resignada sosteniendo su velo,
- Encontraré a otro tonto,
todos me adoran-.

viernes, 2 de octubre de 2009

Belleza en paños celestes.

De tu nuca brota un capullo de amapola
flanqueada por un par de pistilos finos
rodeados por un haz de viento celeste
sobre un tibio charco, espuma de flores,

bajo ellos se expande el claro mar
celeste como la vida
escoltado por tus cuatro extremidades
remachadas de oro y hierbas finas,

sobre tu cabeza se alza la Luna roja
teñida por la sangre de todos tus devotos
a tu derecha Atenea al oído te susurra
y a tu izquierda, envidiosa, Afrodita mira.

Unta tus brazos con aceites de la India,
incienso de islas, el aroma de tu voz
bebe las aguas de fuentes virginales,
corona tu cabeza una hermosa flor.

jueves, 1 de octubre de 2009

De vida y Primavera.

Estancia alegre
estallas en medio de la nieve
como un geranio en flor
temporada tibia
inundas el tedio
en manchas de color
hace nueve meses te espero
y naces en mis ojos
como nace la flor del níspero
naces entre la hiel
como se asoma entre la gente
la vida de la piel
la belleza de La Mujer
sale despedida por los aires
en galas de oro y púrpura
vistiendo los narcisos de alegría.
¡Hermosos son los arbustos en flor!
los pájaros brotan desde los arboles
y llueve su canto cristalino
refrescando el árido corazón
agonizante de los hombres
que mueren por las Mujeres
hermosas como flor
y el canto cristalino
trae el amor al corazón
de las mujeres sutiles como un prendedor
suaves como seda, ligeras como picaflor.
Invitas al campo, invitas a la Madre
al alma dormida y al alma que arde
une a la Luna con el día
y a la Noche con el sol
y al pino que se empina, como un girasol
une a Venus con marte,
a la Noche con el sol
une al negro con el Blanco
y a mi con mi Amor.
Primavera fecunda, es cuna de pasión
tu eres mi Primavera,
en mis ojos, ilusión
pues me haces florecer con tu llegada,
a mi, triste cactus, de fría temporada
haces brotar el brillo de mis ojos
haces brotar el calor en mi corazon,
se sacude ansioso de la fría escarcha
en que el otoño celoso, en mala hora lo durmió.
Y al final del día reposarás en mi pecho
tu pelo en mis manos
mis labios en tu frente
y te besará suave,
agradeciendote la vida
y esperaremos felices la hora
en que podemos hablar con los ojos
nada más hará falta,
la hora en que veo tu alma.
Y luego de esa hora
soñaré contigo
en...
una...
noche ...
eterna...
Veré el último lucero de la noche
refulgiendo fugaz en tus ojos
y lo haré mío en el último instante
antes de la primera luz del alba
y luego dormiremos para siempre
en la eternidad que hay
hasta el primer lucero
¡el último primer lucero!
que abrirá triste la puerta...
para la entrada de la última noche.
La última noche de los hombres
y la última noche de las Estrellas.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Para el Joven soñador

Si te has desilucionado
joven soñador
rápido corre
huye de los filos
y busca una nueva muchacha
linda y virtuosa,
que no se seque en tu alma
el elixir de la vitalidad,

una nueva muchacha
linda y virtuosa
y hazla objeto de tus sonetos
pues solo gracias a ellas
es que puede nacer el arte,
pues si el verso se escabulle
de la mente del poeta
es porque ciertamente
la poesía es una mujer,
pues si no encuentras palabras
para describir la ambrosía
es porque ciertamente
la mujer es poesía.

No le preguntes si te ama
o si será capaz de hacerlo
el esfuerzo sería inútil
es más, no le hables
solo obsérvala
cultiva esa hermosa planta
que es la duda
para que llegada la primavera
puedas disfrutar del sabroso fruto
que es la ilusión
y ayuda a hermosear el lienzo terrenal
con los colores de tu alma
y ayuda a aromatizar el espacio infinito
con los suspiros de tu emoción.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Me canso de esperar, el silencio me recuerda.

Las doce de la noche en mi reloj y en la pantalla del computador
y un auto en la calle me recuerda que la ciudad no duerme
estoy sentado con la mente en blanco, intentando pensar
y un cuaderno me recuerda que hay mucho que hacer
me desaspera no poder hacer nada
y el reloj me recuerda que el tiempo no espera
cada vez estoy más desesperanzado
y la quietud me recuerda que los sueños no se hacen realidad
doy vueltas aburrido
y el espejo me recuerda que estoy solo
me canso de esperar
y el silencio me recuerda que no piensas en mi
me canso de esperar
y el silencio me recuerda que esta noche tampoco podré dormir
me canso de esperar
y el silencio me recuerda que no pienso en mi
veo tu foto en el velador
y el silencio me recuerda que no estás ahi
no estás ahi, ni estás para mí.

domingo, 27 de septiembre de 2009

De tu necesidad

El camino del alba es esperanza y frio
de tarde se transmuta en alegría y calor
en un rato se vuelve euforia (vacía)
y muere de noche en silencio y desilución

(Este silencio me asfixia
necesito tu voz para respirar)
(Esta ceguera me nubla
necesito tuos Ojos para crear)

Cada día novo
(cual claro girasol)
deshojo interrogando
(suyos pétalos d'color)
veleidoso me re-sponde
ora sí, ora no
contradícese apropósito
(se festina mi ilusión).

Préstame tu esencia para mantenerme fascinado
solo un día más, solo un verso más
no me la quites hoy, el Sol me ha iluminado
no me ignores hoy, me hundirás

jueves, 24 de septiembre de 2009

Versos Absueltos (culpables)

A veces en el campo, afuera en la lluvia
en melancólicos momentos que me hacen suspirar
a veces sus ojos oh! no dicen nada
para mi valen tanto, no importa esperar.

A veces no la conozco, a veces la amo
a veces pasa a mi lado, no sabe que existo
y a veces me saluda oh maravilla!
dichoso en un segundo rozo su mejilla!

A veces su nombre me suena a poesía
y siento que el mundo es solo de los dos
pero a veces no hay más distintos que nosotros
a veces su nombre me suena a melancolía

A veces su mirar es un témpano de hielo
a veces su boca es un higo en flor
a veces su piel es marfil de la India
a veces sus ojos son lagunas de color

(A veces tus casualidades son mis planes
pues fuerzo al azar a cruzart'en mi camino)
-Que extraño encontrarte en tantos lugares!-.
yo te digo:-Vaya, debe ser el destino-.

A veces te busco y en ninguna parte te encuentro
y a veces sin buscarte estas en todos lados
a veces te siento aunque no te encuentro
aunque a veces te veo pero no te siento

a veces busco la ocasión y te hablo
a veces te digo:- Te tengo un regalo
a veces, cuando puedo, me siento a tu lado
y a veces me conformo con contemplar tu mano...

domingo, 20 de septiembre de 2009

Versos al margen

Desilución del resultado inevitable del vengativo destino
retribuye alegrías con penas y lealtades con lisonjas

me iré muy lejos como un bohemio por la naturaleza,
feliz como una mujer¹
y callaré por siempre.

cabello multicolor, ojos tornasol
sabrosa embriaguez, falsa como una flor.
trágica muerte
delirio, desgracia y decepción
funebre crespón, tenidas de alcanfor

c'est plus pareil
de quelle maniere ?
Je creve de ne pas savoir comment
j'attends mon heure
la ou ailleurs
comme ceux dont j'ai oublie le nom²

-Vas bajo los tilos verdes del paseo-.

te has enamorado. Alquilado hasta el mes de Agosto
te has enamorado. Tus sonetos le hacen reír
todos tus amigos te dejan, tienes mal gusto.
-Después la adorada, una noche, ¡Se ha dignado a escribirte!

-Esa tarde...- regresas a los cafés deslumbrantes,
pides jarras de cerveza o limonada...
-Nadie es serio, cuando se tienen diecisiete
y hay tilos verdes en el paseo-.³



¹Rimbaud Arthur. Poesia Completa, Sensación. Traducción de Alberto Manzano.
²Holden. C'est plus pareil.
³Rimbaud Arthur. Poesia Completa, Romance, IV. Traducción de Alberto Manzano.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Versos Indebidos

Tu mano en mi mano baila y rie
y encuentra un espacio cálido y propio
te ofrezco mi calor si te faltase
no se si es la vida o sólo mi sueño

Tu mano en mi mano, y sin más secretos
en tibio y sincero gesto me ufano
de la alegría anhelada, hace mucho espero
que segundos estos se hagan eternos

En tus ojos oscuros que claros me miran
brilla un destello fino y dorado
brilla un destello, al menos eso creo
mienten celosos y rudo lastiman

Lastiman celosos, altivos, despectivos
y en ciertos días creo odiarlos
pero me dominan, hipnóticos zafiros
me hieren, lo acepto, no sé rechazarlos.

martes, 8 de septiembre de 2009

Secreto

Yo tengo un secreto
pero si se los cuento
dejaría de ser secreto.

Y me gusta así.

lunes, 31 de agosto de 2009

Las Letras

Estas letras son tan caprichosas...
algunos días no quieren que las escribas (hoy no es uno de ellos),
otros días cuando andan más alegres, se ponen de todos los colores,
otros días se enojan entre ellas y n o q u i e r e n e s t a r c e r c a ,
otros días andan tan cariñosas que nosequierenseparar
y otros días comen mucho y andan gorditas.
Algunos días se ponen extremistas,
pero luego vuelven a estar más centradas,
,ojepse nu ne nàtse euq neerc saìd sotro
otros días se sienten importantes,
y otros días, insignificantes,
algunos días se creen finas y distinguidas.
A veces me cambian el amarillo por el celeste,
y a veces el rojo por el verde
a combion lo o par lo a (o cambian la a por la o).
Pero yo de todas maneras las quiero

domingo, 30 de agosto de 2009

Mi humilde objetivo

Mi humilde objetivo no es hacer poesía
si es que a la métrica usted se refería.

Nunca he sido buen contador
ni tampoco buen rimador.

Si la rima no le suena, no fuerze la lectura
seguramente está mal de factura,

y si las silabas no le cuadran, no las vuelva a contar
al menos yo en eso no me he de fijar.

Solo quiero que mis líneas le parezcan entretenidas
y si además suenan rimas, serán bienvenidas.




¿Que sentido tendría esta vida
si se acabara hoy la rima entretenida?

Rima con A

Navegando por el Loa
llegaré hasta Lisboa,

aunque no rime con canoa,
y aunque esta no tenga proa,

hago una rima con oa
y despues una con a

porque una gitana en Alcalá
me leyó la suerte en una ensalá,

y me predijo una fortuna
aunque me dejo sin ninguna.

Rima con E

Voy a hacer la rima con e
antes que se me olvide

no se si la publicaré
depende como me quede

y pondré esta para que rellene
antes que sin rimas me quede

ja, eso lo hice de adrede.

Rima con I

Me cuesta hacer rimas con i
porque no se hablar sefardí

aunque eso es un baladí,
¿porque no lo omití?

En serio, no te mentí,
aunque te lo pueda decir en iraní,

te lo diré en español, ¿y?
"Sabes que te quiero a ti".

Rima con O

No soy bueno rimando,
menos con la o,

creo que esto
ya no resultó

Rima con U

Paseando por Moscú
o tal vez por Iguazú

de la mano yo y tú
y nuestro gato misifú

¡No entiendo este menú,
está en Mapudungú!

Quiero probar el caribú
¿y que tal tú
unos tallarines montú?,

te lo confieso, aunque no es tabú:
que quiero ser como Gokú.

viernes, 28 de agosto de 2009

Vacaciones

Que fomes mis vacaciones de invierno-primavera, pasarlas enfermo.

Al menos estoy bien acompañado, me pregunto ¿Como le estará yendo en este momento a mi amigo Julián con la caprichosa de Matilde La Mole? Si quiere saberlo, averígüelo en su librería más cercana, solo pregunte por Rojo y Negro. Y no se preocupe, no será afectado por la Ley de Seguridad del Estado.

martes, 25 de agosto de 2009

Oda al Derecho a la Propiedad Privada.

Llego un día cualquiera a mi casa luego del trabajo
con ganas de descansar,

dejo los ojos en el velador,
la cabeza en el perchero

dejo los pies bajo la cama
y me quito la piel

la doblo, la cuelgo
y me acuesto.

Al final del día
que soy sin mis bienes

Nada.

Ayúdeme con esto.

Ya se que venía escribiendo solo obras excelentes de grandes autores, y que yo no soy nadie comparado con ellos, pero patudamente voy a tener el atrevimiento de mezclar mis palabras con las de ellos, mejor dicho, poner a continuación, juntas pero no revueltas. Algo me pica aqui en la cabeza, por dentro, en el alma, hay un sentimiento, sensación, o como quieran llamarlo, que me resulta contradictorio, nisiquiera se como nombrarlo, es parecido a la nostalgia pero no es exactamente igual, todos conocemos la nostalgia, todos alguna vez la hemos sentido, pero este sentimiento peculiar, no es respecto a "objetos" (entendamos objetos como cosas, situaciones, experiencias, etc.) del pasado, si no a "objetos" del futuro si es que se pueden llamar de esa manera, más bien dicho de un posible futuro, de uno tal cual como lo anhelamos. Si, claro, anhelos, me diran, deseos de como quieres que sea tu futuro, todos los tenemos, pero yo no me refiero a ese tipo de anhelos, esto tiene una carga emocional más fuerte y cercana que solo desear, es un "echar de menos" algo. Pero obviamente, entiendo que no puedo echar de menos algo que nunca he tenido o vivido, mi problema radica en que siento que aquello ya me pertenece, por eso lo extraño, no se si podrá llegar a pertenecerme en verdad alguna vez, y si lo hará, de que modo, pero lo siento mio ya. Y eso no sé que explicación tiene, aunque no quiero poder explicarlo, solo saber como se llama, y si es que no tuviese nombre, saber como lo llamarían ustedes, mi lectores imaginarios, probablemente inexistentes, yo personalmente pienso que le podríamos decir "Nostalgia Anticipada".

PS: Podría ser un fenómeno bioquímico también, en ese caso, el nombre sería tan largo y complicado que me sería indiferente conocerlo pues no lo podría recordar.

PS2: El que alguien lea mis entradas es un sentimiento de este tipo, pues lo extraño aunque nunca haya sucedido y probablemente nunca suceda.

The Raven

Once upon a midnight dreary, while I pondered, weak and weary,
Over many a quaint and curious volume of forgotten lore,
While I nodded, nearly napping, suddenly there came a tapping,
As of some one gently rapping, rapping at my chamber door.
"'Tis some visitor," I muttered, "tapping at my chamber door,
Only this, and nothing more."

Ah, distinctly I remember it was in the bleak December,
And each separate dying ember wrought its ghost upon the floor.
Eagerly I wished the morrow; vainly I had sought to borrow,
From my books surcease of sorrow, sorrow for the lost Lenore,
For the rare and radiant maiden whom the angels name Lenore,
Nameless here for evermore.

And the silken sad uncertain rustling of each purple curtain
Thrilled me - filled me with fantastic terrors never felt before;
So that now, to still the beating of my heart, I stood repeating,
"'Tis some visitor entreating entrance at my chamber door,
Some late visitor entreating entrance at my chamber door;
This it is, and nothing more."

Presently my soul grew stronger; hesitating then no longer,
"Sir," said I, "or Madam, truly your forgiveness I implore;
But the fact is I was napping, and so gently you came rapping,
And so faintly you came tapping, tapping at my chamber door,
That I scarce was sure I heard you", here I opened wide the door;
Darkness there, and nothing more.

Deep into that darkness peering, long I stood there wondering, fearing,
Doubting, dreaming dreams no mortals ever dared to dream before;
But the silence was unbroken, and the stillness gave no token,
And the only word there spoken was the whispered word, "Lenore!"
This I whispered, and an echo murmured back the word, "Lenore!"
Merely this, and nothing more.

Back into the chamber turning, all my soul within me burning,
Soon again I heard a tapping somewhat louder than before.
"Surely," said I, "surely that is something at my window lattice:
Let me see, then, what thereat is, and this mystery explore,
Let my heart be still a moment and this mystery explore;
'Tis the wind and nothing more."

Open here I flung the shutter, when, with many a flirt and flutter,
In there stepped a stately raven of the saintly days of yore;
Not the least obeisance made he; not a minute stopped or stayed he;
But, with mien of lord or lady, perched above my chamber door,
Perched upon a bust of Pallas just above my chamber door,
Perched, and sat, and nothing more.

Then this ebony bird beguiling my sad fancy into smiling,
By the grave and stern decorum of the countenance it wore.
"Though thy crest be shorn and shaven, thou," I said, "art sure no craven,
Ghastly grim and ancient raven wandering from the Nightly shore,
Tell me what thy lordly name is on the Night's Plutonian shore!"
Quoth the Raven, "Nevermore."

Much I marvelled this ungainly fowl to hear discourse so plainly,
Though its answer little meaning, little relevancy bore;
For we cannot help agreeing that no living human being,
Ever yet was blest with seeing bird above his chamber door,
Bird or beast upon the sculptured bust above his chamber door,
With such name as "Nevermore."

But the raven, sitting lonely on the placid bust, spoke only
That one word, as if his soul in that one word he did outpour.
Nothing further then he uttered; not a feather then he fluttered,
Till I scarcely more than muttered, "other friends have flown before,
On the morrow he will leave me, as my hopes have flown before."
Then the bird said, "Nevermore."

Startled at the stillness broken by reply so aptly spoken,
"Doubtless," said I, "what it utters is its only stock and store,
Caught from some unhappy master whom unmerciful Disaster,
Followed fast and followed faster till his songs one burden bore,
Till the dirges of his Hope that melancholy burden bore,
Of "Never - nevermore."

But the Raven still beguiling all my fancy into smiling,
Straight I wheeled a cushioned seat in front of bird, and bust and door;
Then upon the velvet sinking, I betook myself to linking,
Fancy unto fancy, thinking what this ominous bird of yore,
What this grim, ungainly, ghastly, gaunt and ominous bird of yore,
Meant in croaking "Nevermore."

This I sat engaged in guessing, but no syllable expressing
To the fowl whose fiery eyes now burned into my bosom's core;
This and more I sat divining, with my head at ease reclining,
On the cushion's velvet lining that the lamplight gloated o'er,
But whose velvet violet lining with the lamplight gloating o'er,
She shall press, ah, nevermore!

Then methought the air grew denser, perfumed from an unseen censer
Swung by Seraphim whose footfalls tinkled on the tufted floor.
"Wretch," I cried, "thy God hath lent thee- by these angels he hath sent thee,
Respite - respite and nepenthe, from thy memories of Lenore!
Quaff, oh quaff this kind nepenthe and forget this lost Lenore!"
Quoth the Raven, "Nevermore."

"Prophet!" said I, "thing of evil!- prophet still, if bird or devil!
Whether Tempter sent, or whether tempest tossed thee here ashore,
Desolate yet all undaunted, on this desert land enchanted,
On this home by horror haunted- tell me truly, I implore,
Is there - is there balm in Gilead? - tell me - tell me, I implore!"
Quoth the Raven, "Nevermore."

"Prophet!" said I, "thing of evil - prophet still, if bird or devil!
By that Heaven that bends above us - by that God we both adore,
Tell this soul with sorrow laden if, within the distant Aidenn,
It shall clasp a sainted maiden whom the angels name Lenore,
Clasp a rare and radiant maiden whom the angels name Lenore."
Quoth the Raven, "Nevermore."

"Be that word our sign in parting, bird or fiend," I shrieked, upstarting
"Get thee back into the tempest and the Night's Plutonian shore!
Leave no black plume as a token of that lie thy soul hath spoken!
Leave my loneliness unbroken! - quit the bust above my door!
Take thy beak from out my heart, and take thy form from off my door!"
Quoth the Raven, "Nevermore."

And the Raven, never flitting, still is sitting, still is sitting
On the pallid bust of Pallas just above my chamber door;
And his eyes have all the seeming of a demon's that is dreaming,
And the lamplight o'er him streaming throws his shadow on the floor;
And my soul from out that shadow that lies floating on the floor,
Shall be lifted - nevermore!

Edgar Allan Poe


lunes, 24 de agosto de 2009


T.S. Eliot

What the Thunder Said - The Waste Lands

After the torchlight red on sweaty faces
After the frosty silence in the gardens
After the agony in stony places
The shouting and the crying
Prison and palace and reverberation
Of thunder of spring over distant mountains
He who was living is now dead
We who were living are now dying
With a little patience

Here is no water but only rock
Rock and no water and the sandy road
The road winding above among the mountains
Which are mountains of rock without water
If there were water we should stop and drink
Amongst the rock one cannot stop or think
Sweat is dry and feet are in the sand
If there were only water amongst the rock
Dead mountain mouth of carious teeth that cannot spit
Here one can neither stand nor lie nor sit
There is not even silence in the mountains
But dry sterile thunder without rain
There is not even solitude in the mountains
But red sullen faces sneer and snarl
From doors of mudcracked houses
If there were water
And no rock
If there were rock
And also water
And water
A spring
A pool among the rock
If there were the sound of water only
Not the cicada
And dry grass singing
But sound of water over a rock
Where the hermit-thrush sings in the pine trees
Drip drop drip drop drop drop drop
But here there is no water

Who is the third who walks always beside you?
When I count, there are only you and I together
But when I look ahead, up the white road
There is always another one walking beside you,
Gliding wrapt in a brown mantle, hooded
I do not know whether a man or a woman
- But who is that on the other side of you?

What is that sound high in the air
Murmur of maternal lamentation
Who are those hooded hordes swarming
Over endless plains, stumbling in cracked earth
Ringed by the flat horizon only
What is the city over the mountains
Cracks and reforms and bursts in violet air
Falling towers
Jerusalem Athens Alexandria
Vienna London
Unreal

A woman drew her long black hair out tight
And fiddled whisper music on those strings
And bats with baby faces in the violet light
Whistled, and beat their wings
And crawled head downward down a blackened wall
And upside down in air were towers
Tolling reminiscent bells, that kept the hours
And voices singing out of empty cisterns and exhausted wells.

In this decayed hole among the mountains,
In the faint moonlight, the grass is singing
Over the tumbled graves, about the chapel
There is the empty chapel, only the wind's home.
It has no windows, and the door swings,
Dry bones can harm no one.
Only a cock stood on the rooftree
Co co rico co co rico
In a flash of lightning. Then a damp gust
Bringing rain

Ganga was sunken, and the limp leaves
Waited for rain, while the black clouds
Gathered far distant, over Himavant.
The jungle crouched, humped in silence.
Then spoke the thunder
DA
Datta: what have we given?
My friend, blood shaking my heart
The awful daring of a moment's surrender
Which an age of prudence can never retract,
By this, and this only, we have existed,
Which is not to be found in our obituaries
Or in memories draped by the beneficent spider
Or under seals broken by the lean solicitor
In our empty rooms
DA
Dayadhvam: I have heard the key
Turn in the door once and turn once only
We think of the key, each in his prison
Thinking of the key, each confirms his prison
Only at nightfall, aethereal rumors
Revive for a moment a broken Coriolanus
DA
Damyata: the boat responded
Gaily, to the hand expert with sail and oar
The sea was calm, your heart would have responded
Gaily, when invited, beating obedient
To controlling hands

I sat upon the shore
Fishing, with the arid plain behind me
Shall I at least set my lands in order?
London bridge is falling down falling down falling down
Poi s'ascose nel foco che gli affina
Quando fiam uti chelidon - O swallow swallow
Le prince d'Aquitaine a la tour abolie
These fragments I have shored against my ruins
Why then Ile fit you. Hieronymo's mad againe.
Da. Dayadhvam. Damyata.
Shantih shantih shantih

(T.S. Eliot, The Wasteland)

sábado, 22 de agosto de 2009

Death by Water - The Waste Land

Phlebas the Phoenician, a fortnight dead,
Forgot the cry of gulls, the deep sea swell
And the profit and loss.
A current under sea
Picked his bones in whispers. As he rose and fell
He passed the stages of his age and youth,
Entering the whirlpool.
Gentile or Jew
O you who turn the wheel and look to windward,
Consider Phlebas, who was once handsome and tall as you.

(T.S. Eliot, The Wasteland)

miércoles, 19 de agosto de 2009

The Fire Sermon - The Waste Land

The river's tent is broken; the last fingers of leaf
Clutch and sink into the wet bank. The wind
Crosses the brown land, unheard. The nymphs are departed.
Sweet Thames, run softly, till I end my song.
The river bears no empty bottles, sandwich papers,
Silk handkerchiefs, cardboard boxes, cigarette ends
Or other testimony of summer nights. The nymphs are departed.
And their friends, the loitering heirs of city directors;
Departed, have left no addresses.
By the waters of Leman I sat down and wept . . .
Sweet Thames, run softly till I end my song,
Sweet Thames, run softly, for I speak not loud or long.
But at my back in a cold blast I hear
The rattle of the bones, and chuckle spread from ear to ear.

A rat crept softly through the vegetation
Dragging its slimy belly on the bank
While I sat fishing in the dull canal
On a winter evening round behind the gashouse
Musing upon the king my brother's wreck
And on the king my father's death before him.
White bodies naked on the low damp ground
And bones cast in a little low dry garret,
Rattled by the rat's foot only, year to year.
But at my back from time to time I hear
The sound of horns and motors, which shall bring
Sweeney to Mrs. Porter in the spring.
O the moon shone bright on Mrs. Porter
And on her daughter
They wash their feet in soda water
Et O ces voix d'enfants, chantant dans la coupole!

Twit twit twit
Jug jug jug jug jug jug
So rudely forc'd
Tereu

Unreal City
Under the brown fog of a winter noon
Mr. Eugenides, the Smyrna merchant
C.i.f. London: documents at sight,
Asked me in demotic French
To luncheon at the Cannon Street Hotel
Followed by a weekend at the Metropole.

At the violet hour, when the eyes and back
Turn upward from the desk, when the human engine waits
Like a taxi throbbing waiting,
I Tiresias, though blind, throbbing between two lives,
Old man with wrinkled female breasts, can see
At the violet hour, the evening hour that strives
Homeward, and brings the sailor home from sea,
The typist home at teatime, clears her breakfast, lights
Her stove, and lays out food in tins.
Out of the window perilously spread
Her drying combinations touched by the sun's last rays,
On the divan are piled (at night her bed)
Stockings, slippers, camisoles and stays.
I Tiresias, old man with wrinkled dugs
Perceived the scene, and foretold the rest -
I too awaited the expected guest.
He, the young man carbuncular, arrives,
A small house agent's clerk, with a bold stare,
One of the low on whom assurance sits
As a silk hat on a Bradford millionaire.
The time is now propitious, as he guesses;
The meal is ended, she is bored and tired.
Endeavors to engage her in caresses
Which still are unreproved, if undesired.
Flushed and decided, he assaults at once;
Exploring hands encounter no defense.;
His vanity requires no response,
And makes a welcome of indifference.
(And I Tiresias have foresuffered all
Enacted on this same divan or bed;
I who have sat by Thebes below the wall
And walked among the lowest of the dead.)
Bestows one final patronizing kiss,
And gropes his way, finding the stairs unlit . . .

She turns and looks a moment in the glass,
Hardly aware of her departed lover;
Her brain allows one half-formed thought to pass:
'Well now that's done, and I'm glad it's over.'
When lovely woman stoops to folly and
Paces about her room again, alone,
She smoothes her hair with automatic hand,
And puts a record on the gramophone.

'The music crept by me upon the waters'
And along the Strand, up Queen Victoria Street.
O City city, I can sometimes hear
Beside a public bar in Lower Thames Street,
The pleasant whining of a mandoline
And a clatter and a chatter from within
Where fishmen lounge at noon: where the walls
Of Magnus Martyr hold
Inexplicable splendor of Ionian white and gold.

The river sweats
Oil and tar
The barges drift
With the turning tide
Red sails
Wide
To leeward, swing on the heavy spar.
The barges wash
Drifting logs
Down Greenwich reach
Past the Isle of Dogs.
Weialala leia
Wallala leialala

Elizabeth and Leicester
Beating oars
The stern was formed
A gilded shell
Red and gold
The brisk swell
Rippled both shores
Southwest wind
Carried down stream
The peal of bells
White towers
Weialala leia
Wallala leialala

'Trams and dusty trees.
Highbury bore me. Richmond and Kew
Undid me. By Richmond I raised my knees
Supine on the floor of a narrow canoe.'

'My feet are at Moorgate, and my heart
Under my feet. After the event
He wept. He promised "a new start."
I made no comment. What should I resent?'

'On Margate Sands
I can connect
Nothing with nothing.
The broken fingernails of dirty hands
My people humble people who expect
Nothing.'
la la

To Carthage then I came

Burning burning burning burning
O Lord Thou pluckest me out
O Lord Thou pluckest

burning.

(T.S. Eliot, The Wasteland)

martes, 18 de agosto de 2009

A Game of Chess - The Waste Land

The Chair she sat in, like a burnished throne,
Glowed on the marble, where the glass
Held up by standards wrought with fruited vines
From which a golden Cupidon peeped out
(Another hid his eyes behind his wing)
Doubled the flames of sevenbranched candelabra
Reflecting light upon the table as
The glitter of her jewels rose to meet it,
From satin cases poured in rich profusion.
In vials of ivory and coloured glass,
Unstoppered, lurked her strange synthetic perfumes,
Unguent, powdered, or liquid - troubled, confused
And drowned the sense in odours; stirred by the air
That freshened from the window, these ascended
In fattening the prolonged candle-flames,
Stirring the pattern on the coffered ceiling.
Huge sea-wood fed with copper
Burned green and orange, framed by the coloured stone,
In which sad light a carved dolphin swam.
Above the antique mantle was displayed
As though a window gave upon the sylvan scene
The change of Philomel, by the barbarous king
So rudely forced; yet there the nightingale
Filled all the desert with inviolable voice
And still she cried, and still the world pursues,
'Jug Jug' to dirty ears.
And other withered stumps of time
Were told upon the walls; staring forms
Leaned out, leaning, hushing the world enclosed.
Footsteps shuffled on the stair.
Under the firelight, under the brush, her hair
Spread out in fiery points
Glowed into words, then would be savagely still.

'My nerves are bad tonight. Yes, bad. Stay with me.
'Speak to me. Why do you never speak. Speak.
What are you thinking of? What thinking? What?
I never know what you are thinking. Think.'

I think we are in rats' alley
Where the dead men lost their bones.

'What is that noise?'
The wind under the door.
'What is that noise now? What is the wind doing?'
Nothing again nothing.
'Do
'You know nothing? Do you see nothing? Do you remember
Nothing?'

I remember
Those are pearls that were his eyes.
'Are you alive, or not? Is there nothing in your head?'
But
O O O O that Shakespeherian Rag -
It's so elegant
So intelligent
'What shall I do now? What shall I do?'
I shall rush out as I am, and walk the street
With my hair down, so. What shall we do tomorrow?
What shall we ever do?'
The hot water at ten.
And, if it rains, a closed car at four.
And we shall play a game of chess,
Pressing lidless eyes and waiting for a knock upon the door.

When Lil's husband got demobbed, I said -
I didn't mince my words, I said to her myself,
HURRY UP PLEASE IT'S TIME
Now Albert's coming back, make yourself a bit smart.
He'll want to know what you done with that money he gave you
To get yourself some teeth. He did, I was there.
You have them all out, Lil, and get a nice set,
He said, I swear, I can't bear to look at you.
And no more can't I, I said, and think of poor Albert.
He's been in the army four years, he wants a good time.
And if you don't give it him, there's others will, I said.
Oh is there, she said. Something o' that, I said.
Then I'll know who to thank, she said, and give me a straight look.
HURRY UP PLEASE IT'S TIME
If you don't like it you can get on with it, I said.
Others can pick and choose if you can't.
But if Albert makes off, it won't be for lack of telling.
You ought to be ashamed, I said, to look so antique.
(And her only thirty-one.)
I can't help it, she said, pulling a long face,
It's them pills I took, to bring it off, she said.
(She's had five already, and nearly died of young George.)
The chemist said it would be all right, but I've never been the same.
You are a proper fool, I said.
Well, if Albert won't leave you alone, there it is, I said.
What you get married for if you don't want children?
HURRY UP PLEASE IT'S TIME
Well, that Sunday Albert was home, they had a hot gammon,
And they asked me in to dinner, to get the beauty of it hot -
HURRY UP PLEASE IT'S TIME
HURRY UP PLEASE IT'S TIME
Goonight Bill. Goonight Lou. Goonight May. Goonight.
Ta ta. Goonight. Goonight.
Good night, ladies, good night, sweet ladies, good night, good night.

(T.S. Eliot, The Wasteland)

lunes, 17 de agosto de 2009

The Burial of Dead - The Waste Land

April is the cruellest month, breeding
Lilacs out of the dead land, mixing
Memory and desire, stirring
Dull roots with spring rain.
Winter kept us warm, covering
Earth in forgetful snow, feeding
A little life with dried tubers.
Summer surprised us, coming over the Starnbergersee
With a shower of rain; we stopped in the colonnade
And went on in sunlight, into the Hofgarten,
And drank coffee, and talked for an hour.
Bin gar keine Russin, stamm' aus Litauen, echt deutsch.
And when we were children, staying at the arch-duke's,
My cousin's, he took me out on a sled,
And I was frightened. He said, Marie,
Marie, hold on tight. And down we went.
In the mountains, there you feel free.
I read, much of the night, and go south in winter.

What are the roots that clutch, what branches grow
Out of this stony rubbish? Son of man,
You cannot say, or guess, for you know only
A heap of broken images, where the sun beats,
And the dead tree gives no shelter, the cricket no relief,
And the dry stone no sound of water. Only
There is shadow under this red rock
(Come in under the shadow of this red rock),
And I will show you something different from either
Your shadow at morning striding behind you
Or your shadow at evening rising to meet you;
I will show you fear in a handful of dust.
Frisch weht der Wind
Der heimat zu
Mein Irisch kind,
Wo weilest du?

'You gave me hyacinths first a year ago;
'They called me the hyacinth girl.'
- Yet when we came back, late, from the hyacinth garden,
Your arms full, and your hair wet, I could not
Speak, and my eyes failed, I was neither
Living nor dead, and I knew nothing,
Looking into the heart of light, the silence.
Oed' und leer das Meer.

Madame Sosostris, famous clairvoyante,
Has a bad cold, nevertheless
Is known to be the wisest woman in Europe,
With a wicked pack of cards. Here, said she,
Is your card, the drowned Phoenician Sailor.
(Those are pearls that were his eyes. Look!)
Here is Belladonna, the Lady of the Rocks,
The lady of situations.
Here is the man with three staves, and here the Wheel,
And here is the one-eyed merchant, and this card,
Which is blank, is something that he carries on his back,
Which I am forbidden to see. I do not find
The Hanged Man. Fear death by water.
I see crowds of people, walking round in a ring.
Thank you. If you see dear Mrs. Equitone,
Tell her I bring the horoscope myself;
One must be so careful these days.

Unreal City
Under the brown fog of a winter dawn,
A crowd flowed over London Bridge, so many,
I had not thought death had undone so many.
Sighs, short and infrequent, were exhaled,
And each man fixed his eyes before his feet,
Flowed up the hill and down King William Street
To where Saint Mary Woolnoth kept the hours
With a dead sound on the final stroke of nine.
There I saw one I knew, and stopped him, crying, 'Stetson!
'You who were with me in the ships at Mylae!
'That corpse you planted last year in your garden,
'Has it begun to sprout? Will it bloom this year?
'Or has the sudden frost disturbed its bed?
'O keep the Dog far hence, that's friend to men,
'Or with his nails he'll dig it up again!
'You! hypocrite lecteur! - mon semblable! - mon frère!"

(T.S. Eliot, The Wasteland)

sábado, 15 de agosto de 2009

Blitzkrieg

Porque la gallina cruzó la calle?

-Sócrates: Porque así actuán las aves virtuosas, no hay porque darle explicaciones a ustedes (el vulgo)
-Platón: Por su bien. Al otro lado de la carretera se encuentra la verdad.
-Aristóteles: Porque cruzar calles es la virtud más perfecta de un ser avícola, y esta la llevara a la felicidad
-Tomás de Aquino: Si lo hizo para contemplar a Dios, no tiene porque respetar los cruces peatonales establecidos por los hombres.
-Thomas Hobbes: Gracias a la existencia del Leviatán pudo cruzar sin temer por su vida
-David Hume: Cruzó por que así lo prefirió su sensibilidadante ante las opciones de cruzar o quedarse en este lado de la calle.
-Immanuel Kant: Debido a que la Crítica de la Razón Pura es la condición de posibilidad de toda Metafísica, la posibilidad de la existencia de la Metafísica radica en la existencia de juicios sintéticos a priori, lo que resulta imposible, de esto se despreden que hay que establecer una Metafísica de las Costumbres que se base en juicios sintéticos a priori que justifiquen su existencia, estos serán los Imperativos Categóricos, pues de estos, a priori se puede derivar la autonomía de la voluntad de la gallina como ser racional sin estar esto incluido en el enunciado inicial. De la autonomía de la voluntad de la gallina se puede desprender la segunda formulacón del Imperativo Categórico que afirma que esta actuará según su voluntad y no por miedo a ser constreñida. Además, de la primera forma de enunciar el Imperativo Categórico se puede derivar que la acción de cruzar la calle no es perjudicial como máxima universalizable, y por último es reconocible que la gallina en tanto se entienda a si misma como un fin en cruzar la calle y no como un medio, estaría moralmente correcto su actuar, por lo tanto, cruza.
-Jhon Stuart Mill: Cruza la calle porque es la acción
cualitativamente más placentera, que puede realizar sin significar esto un perjuicio para la sociedad que la rodea.
-Orellana: Cruza la calle porque la pluralidad valórica acepta su "vivir como valor" por encontrarse dentro del Rango Abierto Pero Acotado de conductas plausibles.
-Miguel(alias Rulitos, alias Wikipedia): El que haya cruzado deviene irrelevante.

(Bonus Track)
-Karl Marx:
Las razones económicas la llevaron a cuestionarse la superestructura social del otro lado de la calle, era historicamente inevitable desde el punto de vista de la dialéctica que cruzara la calle.
-Descartes: Primero se percata de que se está cuestionando porque cruzó la calle, de esto deriva que necesariamente piensa, luego que existe, y luego que cruza la calle.
-Martin Luther King: Ha tenido un sueño donde todos las gallinas eran libres de cruzar una carretera sin tener que justificar sus actos.
-Moises: Dios le dijo a la gallina: 'cruza la calle'. Y los autos se hicieron a un lado y ella cruzó.
-Richard Nixon:
La gallina no cruzó la carretera, repito, la gallina no cruzó nunca la carretera.
-Pinochet: La gallina un dia estuvo al borde de la calle y hoy ha dado un paso adelante
-Salvador Allende: Porque estaba en su derecho de cruzar las grandes Alamedas.
-Nicolás Maquiavelo: Lo importante es que la gallina logró cruzar la calle, el que haya podido lograrlo justifica el motivo que hubiera tenido para hacerlo.
-Nietzche: Porque no le importaba morir atropellada, su vida no tiene valores ni sentido.
-Sigmund Freud:
El hecho de que te preocupe por qué la gallina cruzó la calle revela una fuerte sentimiento de inseguridad sexual latente, que deriva de traumas en la infancia.
-Galileo: Y sin embargo, cruza.

viernes, 14 de agosto de 2009

Cajas y Paneles

Ya que estás acá
quieres, café... o té
no hay té

Se le aliviará,
el corazón
no nací ayer.

F.M.

jueves, 13 de agosto de 2009

Aunque todo salió mal

Que haces tirado en el pasto
la mirada fija en el cielo,
de noche.

Aqui no se ven estrellas
y no hagas metáforas de ello,
en serio.

F.M.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Cuantos días en un día?

Hay días en los que aquellas cosas que normalmente me hacen sonreir, no lo logran(ni siquiera el título del blog), hay otros días en que la guitarra no quiere entregar ningún sonido amable, días en que la mente no quiere dar a luz ninguna idea cuando se necesita, hay aquellos en que las manos no quieren responder a las intenciones, y hay días que son todos ellos en uno solo, los conocen? No deberían existir días como esos.